Una de las cosas mas importantes del porque trabajar en Internet, porque tener un negocio en Internet es el hecho de cuando montas un negocio de forma estratégica e inteligente, los ingresos no dependen de que trabajes una hora, dos horas o diez horas al día durante seis días a la semana.
Incluso, puedo estar un mes sin trabajar y los ingresos siguen viniendo prácticamente en piloto automático. Estas durmiendo y puedes estar vendiendo tus productos o servicios.

Ahora, no se puede sistematizar o automatizar al cien por cien el proceso, porque hay temas de servicio al cliente que hay que tener en cuenta, pero para eso, uno terceriza o delega ese tipo de actividades.

Por ejemplo, puedes tener un asistente virtual, esto significa que puedes contratar a una persona que este en tu país o en cualquier otro, para que te ayude a realizar determinadas tareas, por ejemplo atender algunas llamadas, si necesitas algo de programación, desarrollar algunos textos.

Como puedes ver, para estas cosas, puedes tener asistentes virtuales o colaboradores virtuales alrededor del mundo, y eso hace diez años, o incluso menos, era absolutamente impensable.

Otra de las razones poderosas es que no se necesita una infraestructura grandiosa ni una inversión grande para empezar un negocio en Internet. Esa es la gran diferencia con un negocio físico donde tienes que pagar alquiler o renta de un local, luz, agua, personal o empleados, licencias o permisos, si quieres que camine tu negocio tienes que estar tu allí presente.

Y sabes que, yo trabajo en Internet y empiezo a la hora que quiero, no tengo que marcar ninguna tarjeta de ingreso ni de salida, estoy muy cómodo y trabajo en lo que me gusta.

Te das cuenta las grandes diferencias, con un negocio en Internet puedes llegar a cualquier parte del mundo, por ejemplo si tu eres un vendedor de casas y vives en México, supongamos casas en Cancún o Acapulco, hasta ahora buscaste seguramente tus clientes en México o tal vez en Estados Unidos, porque me imagino que para mostrar las propiedades tienes que hacer que el prospecto venga a ver la casa o la mansión o de repente le envías fotos, pero si tu tienes un sitio Web donde puedes hacer un tour virtual para tus prospectos, donde ellos puedan ver todas las bondades de las casas que vendes, ellos pueden decidir mas rápido y tal vez no necesiten viajar para comprarte y te aseguro que venderías mucho mas y tendrías clientes de varias partes del mundo.

Según estadísticas, el comercio electrónico tiene un crecimiento del orden del 25 al 35% anual, de los cientos de millones de dólares que pasan por Internet cada año, podrías recibir una parte si tienes tu propia empresa, una “pequeña” participación de esa millonada seria suficiente.

Todo este crecimiento se debe a la comercialización que hacen en Internet grandes empresas ya conocidas y posicionadas, como también pequeñas y medianas empresas (PYMES) que se han preocupado por encontrar un nicho de mercado con problemas por resolver y con seguridad olvidado y descuidado por los grades grupos y la globalización, lo mejor es que estas empresas hacen el trabajo desde la sala de casa con costos de funcionamiento muy pequeños.
Esta es básicamente la idea sobre la cual se debe edificar tu negocio.
Por eso todo esto es parte de una realidad que nos muestra la gran ocasión que tenemos de iniciar nuestro propio Afortunadamente, hoy existen opciones de comercio electrónico sencillas y muy económicas, aptas incluso para el comercio minorista, como por ejemplo Oscommerce. Gracias al código Opensource, al descenso continuo del costo de almacenamiento y al surgimiento de nuevos lenguajes mucho más ágiles (tipo Ruby on Rails), el precio de los desarrollos ha bajado sensiblemente también para los que tienen en mente proyectos más ambiciosos.

Entonces, ¿no hay más que hablar?. Claro que sí… Internet es una herramienta para hacer negocios que esta al alcance de todos. Cualquier persona que tenga acceso a una computadora y una conexión a Internet esta apto para empezar.
Algunos defienden que la realidad es que Internet va a revolucionar la manera de hacer negocios, aunque eso no va a ser creando empresas puras de Internet “sin pies ni cabeza” sino para que las empresas que operaban ya en el mundo físico usen Internet para mejorar sus resultados reduciendo costos e incrementando ingresos.

Internet y los sistemas de información están modificando las estructuras de costos de las empresas, la manera en la que se relacionan con clientes y proveedores, los conceptos de fidelización de clientes y de empleados, etc.
Para concluir estoy convencido de que cualquier persona que tenga las ganas y el deseo ardiente de empezar un negocio virtual, a través de Internet, lo puede hacer, sin muchas complicaciones.

Obviamente, tendrá que capacitarse para saber cómo es que funciona el medio. No es simplemente entrar, montar una página Web y ya. Lo único que necesita uno es empezar con una idea, madurar esa idea y, sobre todo, no quedarse con la idea a nivel teórico, sino llevarla directamente a la práctica.

Sin embargo, creo que el 99% del éxito no depende de las herramientas tecnológicas que uno tenga, ni siquiera de la idea que uno tenga del negocio que va a montar en Internet, sino que se encuentra en su mente. Si usted tiene un bloqueo mental o tiene una mentalidad no de abundancia, sino una mentalidad de escasez, no va a llegar a ningún lado.

Todo emprendedor, lo que está buscando no solamente es encontrar nuevas fuentes de ingresos, sino todo lo que eso le puede representar en cuanto a estilo de vida: mayor tiempo con las familias, mayor tiempo para si mismo, no tener la necesidad de estar marcando un reloj en una empresa que no es la suya y trabajar de nueve a seis de la tarde 11 meses del año y recibir siempre lo mismo, lo mismo, lo mismo…

Todos, los seres humanos, queremos más o menos las mismas cosas y el 99% del trabajo está entre nuestras manos. El resto son técnicas y estrategias que cualquiera puede empezar a dominar mientras tenga claro hacia dónde quiere ir.