El marketing por Internet o e-marketing tiene unas características muy distintas del marketing tradicional o marketing  off-line, debido a las claras diferencias que existen entre el medio Internet y los medios tradicionales. Algunas importantes diferencias entre el marketing por Internet y el marketing tradicional son:

 •  La inmediatez, o la posibilidad de comprobar los resultados al momento. En el marketing por Internet no es necesario esperar varias semanas, o meses, para comprobar la efectividad de un sitio, de un anuncio o de una campaña de promoción. Prácticamente desde el primer día podemos hacer seguimiento y comprobar su impacto. Esto nos permite tomar las decisiones oportunas y mejorar rápidamente nuestras habilidades.

•  La exactitud de las mediciones. Junto a la inmediatez, los informes estadísticos nos permiten conocer al detalle el número de personas que visitan nuestras páginas, o el impacto de una determinada campaña de promoción. Comparémoslo con un anuncio en prensa: quizás ni siquiera conozcamos con exactitud el número de ejemplares que esa publicación ha vendido, tampoco sabemos nada de las personas que han visto nuestro anuncio ni mucho menos los resultados reales obtenidos. Por esta razón, Internet es utilizado como banco de pruebas por algunas grandes empresas, antes del lanzamiento de campañas publicitarias de mayor envergadura en otros medios.

 •  El bajo coste de la publicidad. A diferencia de los medios tradicionales, en Internet  es sumamente barato diseñar una campaña y llegar a miles de personas. Si comparamos una campaña de e-mail frente a una campaña de buzoneo tradicional, las diferencias saltan a la vista: nuestro mensaje publicitario es enviado al instante a un coste nulo, lo podemos hacer nosotros mismos, no es necesario imprimir miles de folletos a todo color, ni sobres, ni personal que lo distribuya en cada buzón.

  •  La personalización del mensaje y la relación directa con el público. Es posible personalizar fácilmente nuestros mensajes de correo, o dirigir cada anuncio a un determinado público objetivo, bajo una adecuada segmentación. Por otra parte y como ya hemos visto, Internet es un medio interactivo por naturaleza: el usuario decide si quedarse, contactar con nosotros, hacernos una compra en línea o simplemente irse para otro sitio. Esto en realidad nos dificulta mucho las cosas, de ahí que en un medio como Internet las estrategias para mantener y fidelizar al público cobren especial importancia.

El CRM (Customer Relationship Management o  Administración de las relaciones con los clientes), trata del conjunto de técnicas orientadas a la personalización de los mensajes y el análisis de las características y necesidades de los clientes, tanto reales como potenciales.

•  La automatización del proceso de venta. Realmente Internet es el medio de la automatización, pues todo puede funcionar programado. Una empresa que opere exclusivamente a través de Internet debe automatizar todas las tareas repetitivas, implementando procedimientos de venta y cobro totalmente automáticos. Desde el punto de vista del marketing, esto nos va a permitir ofrecer nuestros servicios en cualquier momento y a la vez con considerables ahorros en costos.